martes, 8 de octubre de 2013

BATALLA DE GUADALAJARA 1937

                                   Italia contra Italia


               Casco Italiano Modelo Adrián procedente de la 1ª Guerra Mundial

   En el frente de Madrid, después del desgaste de la batalla del Jarama, las tropas nacionales, escasas de reservas, se reorganizan. El Corpo de Truppe Volontaire, CTV, después de la toma de Málaga, se encuentra eufórico, viendo a su vez, aumentados sus recursos tanto en hombres como en material. En el sur estaba acantonado en Sevilla. En previsión de participar en nuevas acciones en el norte y centro de la península, el mando italiano, instalo en Aranda de Duero, un nuevo Cuartel General y base de operaciones, con cuatro Divisiones: Camicie Nere, General Rossi; Fiamme Nere, General Coppi; Piume Nere, General Nuvolari; Littorio, General Bergonzoli; cuatro compañías de carros, unas 250 tanquetas del tipo Fiat-Ansaldo; artillería ligera; una compañía de autoametralladoras; una compañía de guerra química; y alrededor de 1300 camiones de transporte. En total alrededor de 31000 hombres. Todas estas unidades estaban bajo el mando del General Roatta. Teniendo apoyo aéreo por parte de la Aviación Legionaria desde los aeródromos de Soria y de Almazán, tanto de cazas como de bombarderos. Aunque durante la batalla, estos aeródromos con su  pistas de tierra, estuvieron  en gran parte inservibles, mientras que los republicanos estaba en mejores condiciones y menos azotados por la climatología en Barajas, Alcalá y Getafe. 


             Este es el modelo de máscara antigás que usaron las tropas de Mussolini

   En las frías tierras de la Alcarria al amanecer del 8 de marzo de 1937, la artillería del CTV inicia un violento bombardeo de las posiciones republicanas. Las unidades del CTV están apoyadas en su flanco derecho por la División Soria, bajo el mando de General Moscardó, destacando la Brigada Marzo. La batalla se libró principalmente en la carretera general de Francia, o carretera de Zaragoza, en esta época denominada Itinerario XIII, en dirección a Guadalajara, primer objetivo de la ofensiva italiana, y en sus alrededores, con la pretensión de continuar su avance hacia Alcalá de Henares. 



              Cuchillo que llevaban algunas unidades italianas de “Camisas Negras”.

   El frente se rompe, en medio de un fuerte temporal de lluvia, nieve, granizo y con fuertes vientos, en la zona de Algora, las defensas republicanas,  la 12 División del Coronel Lacalle, sucumben entre Los Almadrones y los montes de Las Inviernas. La infantería italiana protegida por lo carros y autoametralladoras se introduce rápidamente por la brecha e inicia el avance por la carretera general, sin apoyo aéreo. Debido al temporal, sus campos de aviación en Soria estaban embarrados. Los republicanos se retiran en esta ocasión ordenadamente, sin que cunda el pánico.
   En la orden del día del CTV ,la euforia del éxito se desborda y aparece la siguiente cita: “Domani a Guadalajara, dopo domani a Alcalá de Henares e tra due giorni a Madrid”.


   Mapa de la época donde podemos ver la moderna Nacional II con los colores republicanos. Los vehículos italianos atascados, formaron el primer gran atasco en esta carretera.



                                           Carro Veloce 33 FIAT-ANSALDO

   La aviación republicana, a la que afectaba en menor medida el temporal ya que sus aeródromos estaban situados en terrenos de menor altitud, realiza a primera hora de la tarde su aparición con dos escuadrillas de bombardeo y cuatro de caza. A estas alturas de la ofensiva del CTV el rápido avance comienza a convertirse en un avance desordenado, en la carretera de Francia comienza la desorganización y el atasco de los vehículos.








    Los restos del  puesto de mando del General Moscardó, se encuentran en el pueblo de Casas de San Galindo, junto a la Hoya del Azafrán y sobre la cabecera del barranco del Chorrón.





      Junto a lo que fue el Puesto de Mando del General  Moscardó,  se encuentran una serie de dependencias y almacenes en estado bastante ruinoso.

   El mando republicano reacciona rápidamente, trayendo tropas de todas partes, por la noche, desde el Jarama, se traslada la XI Brigada Internacional, tomando posiciones avanzadas en el kilómetro 97 de la carreta de Francia, al este de Ledanca, y sus reservas en el kilómetro 83, cruce de Brihuega. La XI Brigada Internacional, bajo el mando del Teniente Coronel Hans Kahle, estaba compuesta por tre Batallones; el primer batallón, llamado Edgar André, estaba constituido básicamente por alemanes y austriacos. El segundo batallón, llamado La Commune de Paris, tenía una mayoría de combatientes franceses y belgas aunque dentro de este batallón, integrada por británicos y americanos estaba la columna británica. El tercer batallón, Garibaldi, estaba compuesto por comunistas, anarquistas y socialistas italianos casi en su totalidad.


  En Guadalajara, los italianos apenas usaron el modelo más moderno denominado M-33

   La XII Brigada Internacional, también fue enviada apresuradamente. Esta Brigada, estaba formada por el batallón Garibaldi, compuesto de italianos, el Batallón André Marty integrado por francobelgas , el batallón Dombrowski, nutrido de polacos y tres batallones de españoles. Con ella, se incorporaron al frente dos grupos artilleros internacionales, el Baller y el Skoda-Rosa Luxemburg. El mando de la Brigada lo ostentaba el General Luckás y como comisario político Gustav Regler. El batallón Garibaldi estaba bajo el mando de Ilio Barontini, el André Marty del Comandante Bernard.



  Próximos a la caseta que albergaba el Puesto de Mando del General Moscardó, se encuentra un  búnker tapiado, al que pensamos se accedía desde el interior del edificio.

       Los republicanos intentaron un movimiento envolvente, uniendo la 11ª División mandada por Enrique Líster, con las Brigadas Internacionales, contando con el apoyo de 85 carros de combate T-26B y BT-5.  Con estas fuerzas, la República intenta frenar el avance italiano y a su vez contraatacar.


                                                             Cartel de propaganda
  
   El 9 de marzo, unidades del CTV llegan al anochecer, siendo ralentizado su avance a Gajanejos por la XI Brigada Internacional. Anteriormente han sobrepasado los pueblos de Cogollor y Masesogoso. En esos mismos momentos el grupo Arditi del batallón Garibaldi, montado en motocicletas, toma posiciones en el Palacio de Don Luis, y en las cercanías de Brihuega y del Palacio de Ibarra, formado una línea con los otros dos batallones, André Marty y con el Dombrowski.



   Al amanecer del día 10 siguiendo sus directrices de avance, hace su entrada en Brihuega la División Fiamme Nere, estableciendo una cabeza de puente con los fascistas al otro lado del Tajuña. En su intento de proseguir su avance hacia Torija a la altura del Palacio de Ibarra son frenados por el fuego de los garibaldinos, Italia contra Italia, lo divisionarios Fiamme Nere con apoyo de las Fiat-Ansaldo realizan una aproximación al Palacio.


   El terreno donde se ubicaba el Palacio de Ibarra era un bosque y en un claro se encontraban los edificios, la casa noble, con sus construcciones adicionales, circundada por un muro. El batallón Thaelmann que defendía la posición después de un duro combate cuerpo a cuerpo abandona sus posiciones, los brigadistas del Garibaldi son cogidos por sorpresa por la espalda, contraatacan e intentan recuperar el Palacio de Ibarra capturando los primeros prisioneros del CTV.


   En la carreta de Francia las unidades del CTV llegan hasta el kilómetro 80 oponiéndose a su avance la XI Brigada Internacional, que había sido reforzada con una sección de carros T26B y baterías de 75 mm, 115 mm y de 155 mm.                         



   Día 11 de marzo, nieva copiosamente, las tropas italianas continúan su avance por la carretera de Francia hacia Trijueque, una vez tomada la población continuaron su avance siendo frenadas por los duros bombardeos y hostigamientos que sufrían tanto por la aviación republicana como por el fuego de los brigadistas a un kilómetro y medio de la población, exhaustas y ateridas de frio detienen su avance en el kilómetro 78. Las tanquetas Fiat-Ansaldo estaban inmovilizadas, ardiendo por los cuatro costados o embarradas en el fango y la nieve. El día 12, continúan pequeños ataques por parte de unidades del CTV a lo largo de la carreta de Brihuega fracasando y estabilizándose el frente. Se evidencio el fracaso de la ofensiva, las diversas columnas de ataque se vieron detenidas, y amontonadas en un estrecho corredor. Las provisiones y municiones para las unidades de choque, la artillera y los carros se atascaban y no llegaban al frente. La desmoralización de la tropa era patente. En estos combates fratricidas, los Garibaldinos también ganaron la guerra psicológica, desde el bosque mediante altavoces hacían llamamientos a sus compatriotas para que desertaran de las filas fascistas o se rindieran. Se lanzaron salvoconductos sobre las tropas italianas ofreciendo 50 pesetas si los soldados se presentaban en las filas republicanas desarmados y 100 pesetas si se presentaban con armas. Políticamente Mussolini ha perdido la partida.


   Contraataque, 13 de marzo, Miaja crea el 4º Cuerpo de Ejército a las órdenes del Coronel Jurado, con tres Divisiones, la 11ª División, al mano de Enrique Lister; la 12 División, Coronel Lacalle; la 14 División, Cipriano Mera.
   El mando de la defensa republicano, decide pasar al ataque, la 12ª División contendrá a las tropas nacionales de la División Soria, la 14ª División intentara recuperar Brihuega y se ordenó a los interbrigadistas y a las tropas de Lister contraatacar a lo largo del frente de Trijueque, con el apoyo la aviación y de los carros T 26B del general Pávlov, muy superiores a los italianos.


                                     Distintivo de brazo de Ametralladoras

   Antes de las cinco de la tarde la XI Brigada Internacional conquisto Trijueque, continuando en dirección a la Casa del Pobo. Los legionarios de la División Littorio, en un principio resisten hasta la aparición de los T 26B, seguidos de la infantería que los desmoraliza,  emprendiendo la retirada precipitada, abandonado armamento y material por toda la carretera.


                                   Distintivo de brazo de Ametralladoras

   El día 14 a media mañana, la XII Brigada Internacional inicia la toma del Palacio de Ibarra, el batallón Garibaldi ataca con su grupo de asalto a las órdenes del comunista Subteniente Brignoli. Cubrían los flancos del Garibaldi la primera y segunda compañía del batallón André Marty. Apoyados por cinco carros . Después de un duro bombardeo y ametrallamiento por parte de los biplanos Natacha y los cazas Chatos, toman al asalto las posiciones legionarias del bosque, replegándose estas al edificio principal, parapetándose en el muro exterior los garibaldinos. Los carros disparaban a tiro rasante contra las ventanas, los antitanques del CTV intentaron ponerse en posición siendo aniquilados sus servidores. Los legionarios intentan evacuar el edificio realizando una salida suicida con bombas de mano, sufriendo numerosas bajas, replegándose de nuevo a las construcciones, unos pocos hombres consiguieron romper el cerco y llegar a sus líneas en Brihuega. Al atardecer el fuego de los legionarios cesa, los brigadistas entran en el Palacio, no se hacen prisioneros.


                                                           Restos de trincheras

   La tropas del CTV, están desorganizadas y desmoralizadas con un tiempo borrascoso, con las carreteas y campos atascados e impracticables. Entre el 15 y el 17 de marzo se produce una calma tensa en todo el frente, con pequeñas escaramuzas aisladas, de tanteo de líneas por parte de los brigadistas internacionales.


Restos de trincheras
  
   El día 18 de marzo a las 13,30 toda la aviación republicana del sector se concentró sobre el campo de batalla, bombardeando y ametrallando los cazas,  las formaciones legionarias que sufrieron un duro castigo, que se incrementó con el bombardeo artillero del IV Cuerpo de Ejército. A primera hora de la tarde se dio la orden de ataque, sesenta carros soviéticos comienzan la marcha, tras ellos los Brigadistas Internacionales. Los legionarios en un principio plantan cara a los batallones Thaelmann y Edgar André. En el importante nudo de carretas de Torija a Brihuega y de Brihuega a la carretera de Zaragoza, los camisas negras son arrollados, el 6º Regimiento de la División Fiamme Nere que defiende el cruce es diezmada por los carros T 26B. La aviación republicana bombardea las posiciones de Brihuega. La XII Brigada Internacional se lanza al asalto y conquista la población de Brihuega, capturando unos 200 prisioneros y abundante material, cañones, municiones y sesenta camiones.


  Las trincheras que ocuparon las tropas de Moscardó ya colmatadas,  se encuentran en el monte de la Alcarruela, en el término de Miralrío.

   En la carretera de Zaragoza, la División Littorio es atacada e toda la línea, rechaza un primer ataque en inicia un tímido avance en la brecha abierta en la filas republicanas hasta el kilómetro cinco de la carretera de Brihuega a Miralrío que rápidamente es taponada con carros de combate y dos batallones de reserva. Los legionarios intentan atrincherarse y mantener las posiciones, pero empiezan a flaquear las unidades que la defienden abandonando las posiciones y el material. A última hora de la tarde se ordena la retirada de la División. El frente se derrumba, el CTV emprende la huida, las tropas republicanas pierden el contacto con los italianos y ralentizan su avance.


             Distintivo que usaban las tripulaciones del Carro Ligero CV-33/35

   Por la tarde del 19 el repliegue italiano es total, el campo de batalla ofrece una imagen espectral entre el barro y el fango aparecen los cadáveres de los legionarios muertos, camiones volcados, tanquetas Fiat incendiadas, fusiles...la imagen de la derrota.

Banda de brazo republicana

   Los días siguientes  continúan los ataques esporádicos. El batallón Commune de Paris conquista Casa del Pobo y Casa Tinado. Recuperan los republicanos  Gajanejos, llegando hasta el kilómetro 94 de la carrerea de Zaragoza. La XI Brigada Internacional queda como reserva en el kilómetro 86. El día 20 alcanzan la línea Miralrío, Ledanca, Hontanares, Alaminos, las Inviernas. La División Soria viendo peligrar su flanco izquierdo abandona los pueblos de Muduex y Utande.

Banda de brazo italiana

   Al anochecer del 21 las tropas republicanas ocupan Yela y Masegoso de Tajuña.  

   El 23 se dan por finalizados los combates, según diversas fuentes las pérdidas republicanas son mayores en el número de muertos, heridos y prisioneros que las sufridas por las Divisiones italianas y las tropas nacionales de la División Soria, que flanqueaba la ofensiva italiana.


        Estas trincheras también Nacionales están en el término municipal de Utande.

   A pesar de estas pérdidas, la victoria de los brigadistas y de la República sobre las tropas de Mussolini es total tanto en el campo de batalla como en la batalla propagandística.  El cerco sobre Madrid no se pudo cerrar.



   Fotos de soldados italianos  durante la Guerra Civil con uniformes más o menos reglamentarios.

                  Han colaborado en esta entrada: RAFA, gri, Beltrán y DONPACO

2 comentarios:

  1. http://guadalajaraenguerra.blogspot.com.es/2013/12/todavia-hoy-se-encuentran-restos-de-las.html

    ResponderEliminar
  2. http://guadalajaraenguerra.blogspot.com.es/2013/12/todavia-hoy-se-encuentran-restos-de-las.html

    ResponderEliminar